Posted in Uncategorized

Mi gran amor por The Legend of Zelda: parte 2

En el post pasado les platiqué sobre cómo empecé a jugar por The Legend of Zelda , el cómo creció mi gusto y pasión por la saga y los títulos que he jugado , pero como no he terminado con la lista de títulos , en esta segunda parte continuaré con esas aventuras en las que me he sumergido.

Wind Waker, además de poseer Phantom Hourglass dentro de su línea directa, también tiene The Legend of Zelda : Spirit Tracks, que salió igualmente para Nintendo DS. En este título Hyrule ya no está inundado por lo que la nueva civilización se mueve a través de trenes. En esta historia Link es un maquinista que debe salvar a la princesa que se encuentra encerrada dentro de un demonio de metal. Así, los dos juntos se adentrarán a una aventura llena de trenes, rieles y varillas para salvar a Hyrule una vez más.

Posteriormente, llegó a mis manos uno de los títulos más difíciles que he jugado y de los más antiguos , me refiero a por The Legend of Zelda: A Link to the Past que salió para Super Nintendo pero que yo lo jugué en mi DS gracias a la retro compatibilidad con el Nintendo Advance. He de confesar que este juego no lo terminé por dos razones: su dificultad y porque no era mío y debía regresarlo, pero en este juego tuve la posibilidad de ver por qué muchos odian Twilight Princess, ya que en A Link to the Past, Link viaja entre dos mundos: el oscuro y el de la luz y en Twilight igual, por eso muchos dicen que es un refrito de su propia saga.

Cuando aún existía Bluckbuster conseguí el The Legend of Zelda: Four Swords Adventures para Nintendo Game Cube, título en el que salían cuatro Links de diferentes colores: verde, rojo, azul y lila. En este juego puedes conectar tres Game Boy Advance y jugar con tus amigos. Gracias a este título, donde existen cuatro protagonistas, diferentes dibujos de ellos haciendo alguna broma o participando en alguna aventura empezaron a circular por internet.

Mucho tiempo después, cuando salió en Nintendo 3DS, salió el The Legend of Zelda:  A Link Between Worlds, una copia del Four Swords Adventures, pero con mejores gráficas y diferentes tareas, pero el mundo es el mismo y la trama igual. Este juego no me gustó mucho, pero tiene un OST agradable y un Link oscuro entrañable. Para esta consola también jugué el The Legend of Zelda: Tri Force Heroes, pero sólo por poco tiempo, ya que lo divertido era jugarlo con tus amigos y cada uno debía tener su copia del juego, era un poco difícil conseguir tres copias o coordinarse para jugarlo a través de la funcionalidad de “Copia del juego”.

Y por último, mis dos recientes adquisiciones: Hyrule Warriors y The Legend of Zelda:  Breath of the Wild. El primero sólo jugué el capítulo de inicio ya que no me agradó mucho pero el Breath of the Wild me tiene enviciada aún después de tres meses de su lanzamiento. Es un mundo abierto gigante con muchos lugares por explorar, muchas personas por ayudar y días enteros de galope disfrutando de las vistas y de la aventura que éste juego te ofrece a cada segundo.

Aún no puedo decidirme cuál de todos los Zelda que he jugado es mi favorito, pero puedo mencionar, sin duda que Breath of the Wild, Majora’s Mask, Wind Waker y Twilight Princess están dentro de la lista.