Posted in Uncategorized

Transformar la forma en que el sector del leasing de equipos impulsa el crecimiento

El sector de financiamiento de equipos, o el leasing o arrendamiento de equipos, presenta un ritmo relativo de crecimiento orgánico, el cual se observa desacelerado, ya que la competencia se está volviendo feroz y la tecnología está emergiendo como un diferenciador clave.

Como resultado, los arrendadores están desempeñando cada vez más el papel de proveedores de servicios, en lugar de guardianes del riesgo financiero, ya que están ellos mismos evaluando cómo crecerán de manera rentable en el futuro.

Un sector desafiante

En los últimos años, la industria de financiamiento de equipos ha estado bajo presión aparentemente constante, debido a varias fuerzas económicas, legislativas y competitivas. Hoy en día, la incertidumbre persiste debido a los siguientes factores:

  • Una escasez de crecimiento orgánico donde las costosas fusiones y adquisiciones se han convertido en el principal impulsor del crecimiento.
  • Alto costo de crecimiento, en donde solo 1 de cada 5 empresas financieras en activo crece en niveles de mejora en la eficiencia promedio dentro de la industria.
  • No todos los activos se crean iguales, como algunas clases de activos superan, las empresas financieras deben esforzarse por diversificarse.
  • Los OEMs se están volviendo globales, en donde las operaciones actuales, dentro del financiamiento de equipos no pueden escalar para capturar el crecimiento en nuevos mercados.

Estos retos, aunque formidables, también crean una oportunidad para redefinir un modelo de operación de arrendamiento de equipos que sea más flexible y que cuente con capacidad digital.

De hecho, el éxito del arrendamiento o leasing de equipos pronto podría definirse por la capacidad de las empresas financieras que incorporaren la tecnología digital de manera más transparente en sus operaciones.

Transformar para impulsar el crecimiento orgánico

A medida que la industria aprovecha diversas tecnologías para impulsar la doble estrategia de crecimiento y mejorar la experiencia del usuario, es fundamental que esta transformación mantenga sus fundamentos sobre la inversión digital y la gestión del cambio.

Estos fundamentos pueden representarse en cuatro pilares:

  1. a) Tecnologías digitales y analíticas centradas en procesos: tecnologías intuitivas, puntuales y ágiles que se pueden integrar perfectamente en sistemas dentro de una arquitectura orientada a servicios, que incluyan flujos de trabajo, soluciones de movilidad y herramientas de análisis.
  2. b) Mantener al cliente final siempre en mente y pensar a través de la transformación requerida, lo que ayuda a identificar fuentes de verdadero valor.
  3. c) Principios que impulsan la agilidad y la experimentación continua con un enfoque de extremo a extremo y la alineación en las operaciones de construcción que se adapten y conduzcan a resultados comerciales mensurables, tales como reducciones significativas en las ventas para hacer frente a los tiempos de ciclo de reserva.
  4. d) Experiencia y dominio: Construir un marco para aprovechar el contexto de la industria y los resultados típicos, lo que ayuda a conducir las mejores opciones para transformar de manera más efectiva las operaciones de financiación.

En esencia, la diferencia reside en la capacidad de comprender mejor el valor añadido que una empresa que ofrece arrendamiento de equipo puede aportar al cliente y luego aplicar soluciones puntuales para abordar las deficiencias de una forma rentable.